Conferencia de Hombres

¡Todos los hombres de 16 años en adelante están invitados a nuestro evento! Sé retado a crecer en tu relación con Dios en todas las áreas de tu vida.

La Conferencia de Hombres está diseñada estratégicamente para usar la Palabra de Dios para equipar a que los hombres sean lo que Dios quiere que sean. Nuestro propósito es que los hombres obtengan herramientas y recursos que los guiará hacia la madurez espiritual que necesitan en su hogar, iglesia y en el trabajo.

Tendremos comida y experiencias interactivas disponibles desde las 8:30 AM, y las puertas al evento se abrirán a la misma hora. ¡No dejes que tus amigos se pierdan de esto! Envía lpinvita.com por mensaje de texto a tus amigos para invitarlos a que te acompañen en este increíble evento.

SÁBADO, 28 DE AGOSTO

8:30 AM – 12 PM
The Bridge, Campus Rockwall

Costo: $10 por persona

Invitados especiales:
Lucas Leys

Lucas Leys es el fundador y visionario detrás de Especialidades 625 y el autor de mayor venta entre la juventud cristiana en el mundo de habla hispana. Fue el Presidente de Editorial Vida, pastor en distintos países y hoy viaja por el mundo hablándole a miles de líderes en conferencias, convenciones, universidades, escuelas, iglesias y seminarios.

Lucas ha editado Biblias de estudio, conducido programas de televisión y radio, escrito más libros de los que se acuerda y predicado en varios continentes. Se graduó como Doctor en teología como mejor alumno del área de liderazgo entre 5,000 estudiantes en el Fuller Theological Seminary en California, está casado con una súper chica llamada Valeria, es papá de los hermosos Sophie y Max y le cuesta mucho quedarse quieto.

José Ordóñez

Han sido maravillosos 34 años de carrera profesional como comediante, aunque, siendo sinceros es toda una vida dedicada al humor, pues desde el momento en que nací manifesté esa capacidad de volverlo todo humor. Recuerdo desde niño que me ponían a decir monerías y chistes en toda reunión familiar; en la escuela era lo mismo, yo era quien organizaba todo evento artístico, y si había algún número de humor, mucho mejor.

Recuerdo subirme a las tarimas improvisadas en mi barrio, en mi escuela, en donde quiera que hubiera público que quisiera divertirse un rato. La atención del improvisado público me llenaba de ganas de convertirme en una persona que llamara siempre la atención para hacerlos reír.

No sé cuantos años vaya a durar mi carrera, pero algo es cierto, intentaré hacer siempre lo mejor para generar las risas de mi público que a lo largo de estos 34 años me han acompañado en cada locura que invento. Desde el fondo de mi corazón, ¡GRACIAS!